Youtube Instagram Facebook
Dr. Wagner

Aumento de Glúteos (Gluteoplastía)

Esta cirugía permite corregir defectos de la región glútea, tales como hipotonías o falta de volumen.


Cirugía Plástica | 25/02/2016

Si bien hasta hace poco la gluteoplastia era una cirugía excepcional, en los últimos años hemos asistido a un aumento considerable de su demanda, lo que nos ha llevado a buscar técnicas más sofisticadas para obtener resultados favorables y predecibles con muy pocos inconvenientes.

Esta intervención se aplica tanto en mujeres como en hombres y con ella es posible corregir los defectos de la región glútea, tales como hipotonías o falta de volumen. Los resultados se obtienen con rapidez, logrando un aspecto de la zona totalmente satisfactorio para el paciente.

Técnica

Implantes de Silicona

Utilizamos una única incisión vertical pequeña ubicada en la línea media entre los dos glúteos, que va a quedar perfectamente disimulada en el surco interglúteo.

Los implantes se colocan en el espesor del músculo glúteo mayor, por lo que estos no van a ser evidentes a la vista y el tacto, a pesar del cambio evidente en el contorno corporal.

Los implantes utilizados son de gel de silicona cohesiva, con una consistencia y resistencia mayor que los implantes de mama, diseñados especialmente para las características de esta región anatómica.

Con frecuencia asociamos en esta intervención (dependiendo de la necesidades) una lipoescultura en flancos y glúteos.

La anestesia es local con sedación raquídea. La duración quirúrgica es de 2 a 3 horas y la internación es de 2 a 5 hs. según el tipo de anestesia.

Lipoimplante

Es el aumento o remodelación mediante injertos de grasa.

Las indicaciones principales para esta técnica son las mismas que para las prótesis añadiendo también los casos en los que ningún tipo de prótesis de silicona (independientemente de su forma o tamaño) podrá mejorar determinadas anomalías de los glúteos o regiones adyacentes.

También está indicado cuando la remodelación del glúteo no tiene que ser totalmente uniforme y se precisas diferentes tamaños de rellenos en diferentes zonas.

La condición imprescindible para poder realizar con éxito un aumento/ remodelación con grasa es contar con depósitos de grasa suficientes como para que se puedan obtener, como promedio, un mínimo de 250 centímetros cúbicos de grasa para cada glúteo. El procedimiento comienza realizando la obtención de la grasa necesaria, para lo cual se aspirará la misma con un instrumental especial (puede obtenerse grasa del abdomen, cintura, muslos, brazos o gemelos). Esta aspiración proporcionará beneficios adicionales mejorando globalmente la silueta corporal. La grasa proveniente de una liposucción convencional no es útil y su uso como material de relleno normalmente produce resultados pobres, aparición de quistes, etc. Una vez obtenida la cantidad necesaria de grasa, se procesa adecuadamente para concentrar factores de crecimiento y células madre.

Finalmente la grasa se inyecta mediante cánulas especiales desde varios lugares para ir moldeando y aumentando en las áreas deseadas. No es necesario realizar incisiones amplias. La operación puede realizarse con anestesia local y sedación o anestesia epidural y no precisa ingreso hospitalario en la mayoría de las ocasiones.

Preoperatorio

Rutina de sangre.

Valoración cardiovascular.

Postoperatorio

Es importante resaltar que en esta cirugía la colaboración del paciente es fundamental ya que durante los primeros 5 días se debe dormir boca abajo evitando el apoyo sobre la zona intervenida.

Es posible levantarse y caminar poco a poco después de las primeras 24 horas de la intervención.

En muchos casos es posible reanudar la mayoría de las actividades normales entre los 5 a 7 días, siendo aconsejable esperar varias semanas antes de realizar ejercicios vigorosos.

Unas semanas después de la intervención es aconsejable caminar, pues el movimiento de los músculos glúteos produce un masaje continuo sobre las prótesis que impide su encapsulamiento.

Debemos recordar que la única restricción de esta intervención es que no se deben administrar inyecciones intramusculares en la zona de los glúteos, debiendo hacerlo en otras zonas musculares.

Top Whatsapp