Youtube Instagram Facebook
Dr. Wagner

Bolsas de ojos y párpados caídos (Blefaroplastía)

Es la cirugía que permite corregir el exceso de piel y bolsas grasas parpebrales que origina el aspecto de párpados caídos.


Cirugía Plástica | 23/02/2016

Es la cirugía que permite corregir el exceso de piel y bolsas grasas parpebrales que origina el aspecto de párpados caídos. Éstos y la región periorbitaria son las zonas estéticamente más importantes del conjunto facial, por su ubicación central en la cara y por ser la mirada un elemento fundamental en la comunicación entre las personas.

En esta parte del rostro es donde suelen insinuarse los primeros síntomas del envejecimiento facial, cuando la delicada piel que cubre los párpados falla en su efecto de contención y da lugar a la aparición de bolsas palpebrales o un excedente cutáneo menor. Con el paso de los años, estos elementos se exacerban originando una alteración estética muy notoria y, en algunos casos, produciendo trastornos oftalmológicos por oclusión parcial del campo visual.

TÉCNICA

La cirugía se realiza con anestesia local, previa sedación oral del paciente. 

En los párpados superiores se extirpa la piel excedente y, si es necesario, se procede de igual manera con el músculo y las bolsas. La herida operatoria queda oculta en el surco palpebral y es imperceptible.

Los párpados inferiores pueden ser abordados por dos vías:

  1. Externa: se realiza una incisión bajo las pestañas, lo que permite extirpar la piel excedente, reposicionar o extraer las bolsas palpebrales y tensar el músculo orbicular.
  2. Transconjuntival: la incisión se hace desde el interior del párpado, en la mucosa interna, sin cortes en piel. Sólo permite extirpar las bolsas.

La técnica se elegirá en función de las características y edad del paciente. 

El tiempo quirúrgico es de 1 a 2 horas aproximadamente, al igual que la internación.

PREOPERATORIO

Rutina de sangre.

Valoración cardiológica.

POSTOPERATORIO

En los primeros días existirá inflamación y algún hematoma, incluso lagrimeo, ya que puede existir cierta dificultad en la movilidad de los párpados.

Al principio las cicatrices serán visibles como finas líneas rojas. Pasados algunos meses serán prácticamente imperceptibles. Las suturas se retirarán entre el segundo y el cuarto día.

Desde el primer día y hasta los dos meses posteriores el paciente deberá protegerse del sol.

CUIDADOS POSTERIORES

En los primeros días, trataremos el edema y los posibles hematomas aplicando compresas frías varias veces al día y realizando un drenaje linfático manual.

A partir del séptimo día de postoperatorio podrá maquillarse para disimular los restos de hematoma y las cicatrices.

Top Whatsapp