Youtube Instagram Facebook
Dr. Wagner

Lentigos solares

Los lentigos solares aparecen en el rostro, las manos, los hombros y los brazos


Tratamientos estéticos | 06/05/2020

Los lentigos solares o también llamados manchas seniles, son zonas pequeñas oscuras en la piel. Su tamaño varía y, por lo general, aparecen en el rostro, las manos, los hombros y los brazos —las zonas que están más expuestas al sol—.

Los lentigos son muy frecuentes en adultos mayores de 50 años. Sin embargo, también pueden aparecer en personas más jóvenes, especialmente si pasan mucho tiempo al sol. Las manchas pueden afectar a personas con cualquier tipo de piel, pero son más frecuentes en personas con piel clara. 

 

Características de los lentigos:

  • Son  planos y ovalados de pigmentación intensificada

  • Casi siempre, son de color tostado, marrones o negros

  • Se producen en la piel que ha estado más expuesta al sol a lo largo de los años.

 

TRATAMIENTO

El Láser Q-switched, actúa de forma muy selectiva sobre el pigmento de la mancha cutánea, por lo que es mucho más adecuado para dicho tratamiento.

Inmediatamente tras la sesión de láser Q-switched puede aparecer una pequeña costrita que tarda una o dos semanas en caerse, apareciendo luego una piel nueva y ya sin pigmento.

El tratamiento es rápido e indoloro, por lo que no se necesita ningún tipo de anestesia, y el paciente puede volver inmediatamente a su vida cotidiana, en ocasiones con maquillaje corrector en la zona tratada. Siempre se recomienda evitar la exposición solar antes y después del tratamiento. Además, a veces, conviene asociar una crema despigmentante para complementar adecuadamente el tratamiento con Láser Q-switched.

 

CANTIDAD DE SESIONES

Se recomienda iniciar el tratamiento a partir de la época otoñal y lleva entre 3 y 6 sesiones que se realizan cada 30 días. Las mismas se evaluarán dependiendo de la evolución del paciente. 

Top Whatsapp