Youtube Instagram Facebook
Dr. Wagner

CUIDADOS DE LA PIEL: 11 errores que debes evitar

En lo que respecta al cuidado de la piel, muchas veces cometemos errores por pensar que todo puede aplicarse a todo. Sin embargo, podemos revertir esa situación, evitando las siguientes situaciones.


Novedades | 13/06/2021

En lo que respecta al cuidado de la piel, muchas veces cometemos errores por pensar que todo puede aplicarse a todo. Sin embargo, podemos revertir esa situación, evitando las siguientes situaciones. 

 

1- Seguir los pasos de amigas: Confiar en comentarios de otros es uno de los errores más comunes. Debés saber que cada cutis es diferente, y el éxito de su cuidado radica en un diagnóstico personalizado.  

2- Confundir edad fisiológica con edad de DNI: Hay personas que tienen 25 años y tienen el rostro machacado por el sol. Y otras que tienen 50 años y aparentan de 40, tan sólo porque se preocupan por su piel. 

3- Empezar a cuidarse tarde: Las arrugas aparecen primeramente en la zona del contorno del ojo. Asesorarse de manera prematura es la clave. 

4- No hidratarse bien: La piel, cuando se seca, se debilita y pierde colágeno, acelerando el proceso de envejecimiento. Evitá la necesidad futura de tratamientos más agresivos solamente manteniéndola hidratada. 

5- Utilizar mal el tipo y la cantidad de producto para el contorno de ojos: Debés aplicar el producto con técnicas de drenaje desde fuera hacia dentro con pequeños toques. Cuando existen bolsas o edemas, evitá colocarlo de noche. Así como también, no uses los activos que tengan cafeína, ya que favorecen su aparición. Si tenés la zona oscurecida (por acumulación de toxinas) aplicá, en primer lugar, un sérum aclarante y luego un contorno que lo potencie. 

6- Limpiar con jabón la piel con tendencia a acné: Cuando lavás con jabón, podés tener la sensación de que la piel esté limpia, pero después necesitarás aplicarte algo rápido porque la piel queda tirante. La piel sufre así una agresión que puede provocar desajustes (descamaciones, sensibilidad, aparición de arrugas) y, lo peor de todo: que no termina por acabar con los granitos. 

7- Secarte el rostro con la misma toalla que usás para el cuerpo: Las toallas están llenas de bacterias, por lo que hay que cambiarlas constantemente. Lo ideal es que tengas reservada una para cada zona, y no compartirlas! 

8- No hidratar la piel si la tenés grasa: La falta de agua hace que se produzca más sebo. Independientemente del tipo de piel que tengas, siempre hay que hidratarla. Es importante que encuentres un producto que cumpla en controlar la glándula sebácea que produce el acné y que hidrate tu piel al mismo tiempo. 

9- Usar solo agua micelar para limpiar el rostro: Se recomienda, primero, usar una leche desmaquillante, luego agua micelar y, por último, enjuagar con abundante agua. 

10- No ser constante, sólo por ahorrar: Muchas personas afirman que no les hace efecto un tratamiento que se aplican en casa, pero cuando se les pregunta si lo utilizan todos los días, reconocen que sólo lo hacen de vez en cuando para que el producto les dure más tiempo. 

11- No utilizar tónico cuando es necesario: Siempre que se lave el rostro con agua se recomienda que luego se utilice un tónico para restablecer el Ph de la piel. Por ejemplo, en caso de que quieras ponerte una mascarilla: primero se tiene que limpiar la piel con leche, segundo aplicar el tónico y luego la mascarilla. Finalmente, retirar la mascarilla con agua y volver a aplicar el tónico. 

 

Para más información sobre el cuidado de tu piel, no dudes en contactarte con nosotros. En Centro Wagner te asesoramos con los mejores especialistas en el tema. 

Top Whatsapp